domingo, 12 de abril de 2015

Los retratos de El-Fayum

Muy buenos días, amigos del templo de Seshat. En esta primera entrada tras el descanso por Semana Santa voy a hablaros sobre las bellísimas pinturas de época romana conocidas como retratos de El Fayum.
Pero antes de eso quiero agradeceros vuestro apoyo, puesto que antes de la Semana Santa el blog tenía poco más de 400 seguidores en facebook y ahora mismo ya ha superado los 600 ¡Muchas gracias!

El oasis de El Fayum
El oasis de El Fayum está situado a unos 85 km al sur de El Cairo, en el desierto líbico, y desde antiguo es una región muy fértil debido a que el brazo del Nilo llamado Bahr Yusef nutre de agua el lago Birket el-Qarun, el antiguo lago Moeris. 

Contexto histórico
Tras la derrota de Cleopatra y Marco Antonio en la batalla de Actium y la posterior invasión de Egipto por parte del primer emperador romano, Augusto, Egipto se convirtió en una provincia más del Imperio romano en 30 a.C. 
Tal era la fertilidad del país que fue conocido como "el granero de Roma", y una de las regiones más fértiles de todo Egipto fue precisamente la del oasis de El Fayum.
En época grecorromana fue un activo centro agrícola cuya prosperidad y fertilidad hizo que en él se asentara un importante núcleo de población foránea. Será precisamente esta élite grecorromana la que se hará representar en retratos, entre los siglos I y IV d.C., fusionando dos mundos: el romano y el egipcio, a través de las técnicas pictóricas del primero y las costumbres funerarias del segundo.
Momia con retrato. Wikipedia
Estas tablillas pintadas, que se colocaban sobre el rostro de la momia de manera similar a como se hacía con las antiguas máscaras egipcias (como la famosa de Tutankhamón) reciben su nombre precisamente de este oasis, ya que es la zona donde se han encontrado mayor número de retratos; pero hay que decir que no es la única, ya que también se han encontrado en Saqqara, Tebas, Asuán, etc.
Fue en el siglo XVII cuando se encontraron por primera vez, siendo traídas a Europa por el noble italiano Pietro della Valle, explorador que viajó por todo Oriente Próximo.
Pietro della Valle
Fue a principios del siglo XX cuando el egiptólogo W. Flinders Petrie excavó y descubrió en Hawara y Antinoópolis la mayor cantidad de retratos.
Sin embargo, en otros casos estos retratos no se pueden fechar con precisión porque fueron extraídos de sus tumbas sin el rigor científico necesario, de modo que han quedado descontextualizados. Los egiptólogos tienen que recurrir entonces al análisis estilístico de las joyas, peinados y vestidos para poder datarlos con más precisión. Por ejemplo, basándose en los pendientes se sabe que el periodo más antiguo es el de los pendientes de bola, seguido por el de los de aro y, más tarde, el periodo de los pendientes colgantes. En cuanto al cabello, se imitaba, en el caso femenino, el peinado que hubiese puesto de moda la emperatriz del momento. En cuanto a los retratos masculinos, una de las maneras de datar es viendo si el difunto lleva barba o no.
La europea, por su tez pálida. 160 d.C.
Dos hombres jóvenes
Zenobia, bautizada así por el egiptólogo Ippolito Rosellini debido al gran parecido físico con su esposa.
¿Quiénes y cómo los hicieron?
No se sabe quiénes eran los artistas que realizaban estas pinturas, es decir, son anónimos. Tampoco se sabe con certeza si habría talleres especializados o si eran artistas itinerantes que iban de un lado a otro con sus materiales en busca de clientes.
 Lo que si se sabe es que habia una gran diferencia entre unos artistas y otros, ya que algunos retratos son auténticas obras de arte, mientras que otros son de peor calidad. Seguramente el precio variaría mucho entre unos y otros precisamente por ello.
Dos retratos femeninos de muy distinta calidad
Los retratos de El Fayum están claramente influenciados por los frescos de la pintura romana pompeyana y se realizaban bien sobre tela o bien, principalmente, sobre madera (de tilo, haya, ciprés, pino, sicomoro, higuera y, para los más ricos, cedro del Líbano).
En cuanto a las técnicas, había dos:
  • La encáustica: Consistía en mezclar los pigmentos con cera fundida, aceite de oliva y resina, y se aplicaba con pequeños toques de espátula. Esta técnica fue la más utilizada y, además, conseguía unos colores más brillantes.
  • La témpera: sobre un fondo blanco se aplicaban los pigmentos, que habían sido mezclados previamente con agua y clara de huevo.
Niño y hombre joven
¿Quiénes son las personas retratadas?
Las personas retratadas serían miembros de la élite, ya que este tipo de retratos no estaban al alcance de todos por su precio. Se pintaban probablemente aún en vida de la persona y se colgaban en la casa hasta su muerte. Los egiptólogos han llegado a esta conclusión por el brillo de sus ojos o el suave color de sus mejillas, que transmiten vida. Aunque sus miradas reflejen una mezcla de tristeza y resignación ante el inexorable final, tanto más si tenemos en cuenta que la esperanza de vida entonces no era la de hoy en día.
La mayoría de los retratos representan a individuos jóvenes, no mayores de treinta años, siendo menores los retratos de personas de mediana edad encontrados; otro grupo numeroso es el de los niños. Por tanto, podemos deducir que la esperanza de vida no sería mayor de treinta años y que había una gran mortalidad infantil.
 En algunos casos los retratos aparecen con el nombre e, incluso, la profesión del difunto, escrito en griego: es el caso de la profesora de gramática griega Hermione o de la matrona Isadora.
Retratos de personas de mediana edad
Pero, ¿eran griegos, egipcios o romanos? Lo más probable es que estas personas retratadas fueran en su mayoría griegos y romanos, aunque no se puede descartar el mestizaje con los egipcios. 
Para terminar, os dejo un vídeo donde el profesor José Lull nos explica breve y claramente esto (minuto 9:40 a 18:50). Hasta pronto.
Bibliografía:
-MASCORT, Maite. "Rostros de Egipto, miradas de eternidad". Historia National Geographic. 2004, nº 14, pp. 19-22
-Los retratos de El- Fayum. Egiptomanía. Barcelona: Planeta DeAgostini, 1997, volumen 4, pp. 928-933.
CASTEL, Elisa. "La tumba de Yuya y Tuya en el Valle de los reyes". Historia National Geographic. 2014, nº 131, pp. 92-94. - See more at: http://eltemplodeseshat.blogspot.com.es/#sthash.SRGFJRD4.dpuf

5 comentarios:

  1. Entonces si probablemente eran hechos en vida, si el retratado moría en edad adulta, tendría al menos varios dibujos, de niño, joven y de adulto.

    ¿Se sabe si se han encontrado retratos de la misma persona pero en varias etapas de su vida?

    Gracias de nuevo Isa ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que yo sepa no, Mariano. Imagino que debido a su precio se harían un retrato solamente, y es el que usarían, tuvieran la edad que tuvieran. Quizás en algunos casos los pintaran estando ya enfermos y morirían poco después. Es difícil saberlo porque en la mayoría de los casos no se han encontrado junto con sus momias.

      Eliminar

Hola, ¿Me dejas un comentario?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...