domingo, 8 de marzo de 2015

La reina-faraón Tausert

Buenas tardes, lectores. Como sabréis hoy, 8 de marzo, se celebra el día internacional de la mujer. Y aunque parezca mentira, a día de hoy se puede decir que las antiguas egipcias disfrutaban de más derechos y libertades que muchas mujeres de ciertos países en la actualidad.
Con motivo de esta celebración, que reivindica la igualdad de derechos entre hombres y mujeres, hoy os voy a hablar de una de las pocas féminas que llegaron a gobernar Kemet en solitario. No me refiero a la famosa Hatsepsut, ni mucho menos a Cleopatra (VII) puesto que, aunque muchos no lo sepan, ésta no llegó nunca a gobernar en solitario; siempre hubo un faraón a su lado, ya fuera un hermano o su propio hijo. Me refiero a una mujer desconocida para la gran mayoría, a la cual yo descubrí hace años leyendo una de las novelas de Christian Jacq, Tausert.
Tausert
Una época turbulenta
Cuando el faraón Merenptah, decimotercer y único hijo varón superviviente de Ramsés II, falleció se produjo una crisis dinástica en Egipto: El legítimo heredero, Seti II, vio usurpado su trono, al menos en el sur del país, por un personaje de nombre Amenmose (o Amenmés) por un periodo breve de tiempo, de tres a cinco años. No se sabe con exactitud cuándo ocurrió esto, aunque la mayoría de los historiadores creen que fue a principios del reinado de Seti II.
En cuanto a los orígenes de este usurpador, quizás fuera hijo de Seti II, o bien miembro de una rama secundaria de la familia ramésida, puede que otro nieto de Ramsés II.
Desaparecido Amenmose, Seti II reinará por un corto periodo de tiempo, dejando como heredero a un joven de nombre Siptah. Debido a su juventud, se va a repetir la misma situación acontecida unos siglos antes con Hatsepsut y Tutmosis III: el poder se confió provisionalmente a la regente, en esta ocasión Tausert, madrastra de Siptah.
Cronología tomada de "Historia del antiguo Egipto", Ian Shaw
De Gran Esposa Real a faraón
Seti II. Museo de Turín
Según Diodoro de Sicilia, Tausert (1188-1186 a.C.) fue la quinta mujer en gobernar Egipto como faraón. Fue, además, la segunda esposa de Seti II, con quien tuvo un hijo, Seti Merenptah, que falleció siendo aún un niño. De tal manera que sería el hijo de otra esposa, Siptah, quien finalmente heredó el trono a la muerte de su padre. Sin embargo, era un joven enfermizo, cuya momia ha desvelado que tenía la pierna izquierda inútil por la poliomielitis. Su juventud y mala salud dejaron el gobierno en manos de la regente y de un canciller de origen sirio llamado Bay.
Después de un reinado efímero, el enfermizo Siptah murió y fue entonces cuando Tausert vio la oportunidad para hacerse con el control absoluto de Las Dos Tierras
pierna deforme del faraón Siptah
Al igual que un faraón masculino, Tausert adoptó los títulos reales y se hizo llamar Sitre Meritamón Tausert, es decir, Hija de Re, Amada de Amón, Tausert. Este último, su nombre de nacimiento, significa La poderosa, un nombre muy apropiado para la que sería el último faraón de la gloriosa XIX dinastía.


El reinado de la reina-faraón
Aunque Manetón nos habla de un reinado de siete años, muy probablemente fuese más corto, ya que la reina empezó a calcular los años de reinado a partir de la muerte de Seti II, sin tener en cuenta los años durante los cuales fue regente de Siptah.
 Su reinado podría haberse limitado a un par de años, durante los cuales reanudó los contactos comerciales con otros países y realizó una política de construcción: de sus obras arquitectónicas hoy día solo quedan vestigios en Tebas, Abidos, Hermópolis, Menfis y Heliópolis. En cuanto a su tumba, es la segunda mujer, después de Hatsepsut, en tener una tumba en el Valle de los reyes. Más tarde, dicha tumba sería usurpada por Setnakht, su sucesor y padre de Ramsés III, destruyendo los cartuchos de la reina-faraón.
También hizo construir su propio templo funerario, que estaba situado al sur del famoso Rameseo de Ramsés II.
Se sabe también que continuó la explotación de las minas de turquesas del Sinaí y su nombre ha aparecido en objetos en Palestina y Nubia, indicador de la continuación de los contactos comerciales con esas zonas.
Todo esto nos permite deducir que su reinado, aunque breve, fue pacífico y relativamente próspero.
Isis y Neftis. Tumba de Tausert y Setnakht
Una nueva damnatio memoriae contra una reina-faraón
Tras la muerte de Tausert, y como sucediera con Hatsepsut, se inició una damnatio memoriae contra esta mujer. Según el Papiro Harris, Setnakht, su sucesor, aparece como salvador, iniciando una campaña de destrucción de la memoria de Tausert. Como ya he dicho, se apropió de la tumba que la reina había comenzado a construir en el Valle de los reyes, inscribiendo su nombre sobre el de la reina-faraón.
Tumba de Tausert y otros monarcas de finales de la XIX dinastía en el Valle de los Reyes. También el canciller Bay contó con el privilegio de construirse una tumba en dicha necrópolis, señal de su enorme poder e influencia durante el reinado de Siptah y Tausert.
En cuanto al destino de la momia de Tausert, se pensó que Setnakht habría destruido sus restos como parte de esa campaña para borrar su nombre de la historia. Pero parece que la momia hallada en el escondrijo de la tumba de Amenhotep II junto a la de Siptah, y que está parcialmente destruida, podría ser la de esta mujer.
Momia de la reina Tausert
-La reina...la señora Tausert ha llegado, majestad -anunció el intendente de palacio.
-Hacedla pasar.
Amenmés había decidido recibir a su enemigo en la sala del trono del palacio de Karnak. Se había colocado la corona azul y se había sentado en el sitial de madera dorada que anteriormente había ocupado Merenptah.
 En cuanto apareció Tausert, el rey perdió la seguridad en sí mismo. La reina llevaba una túnica roja que ponía de relieve el oro de sus joyas, y parecía más una diosa que una simple mortal. La piedra de luz III. Paneb el Ardiente, C. Jacq.
No me digáis que esta historia no se merece una película o una serie. Hasta el próximo domingo, amigos.

Bibliografía y webgrafía:
 - http://www.egiptologia.com/historia/339-tausert-la-reina-faraona-del-periodo-ramesida.html 
- La reina-faraón Tausert. Egiptomanía. Barcelona: Planeta DeAgostini, 1997, volumen 5, pp. 961-963
- SHAW, Ian. (2007): Historia del antiguo Egipto. Ed. La esfera de los libros. España, Madrid
- JACQ, Christian (2000): Las egipcias. Ed. Planeta. España, Barcelona.
- JACQ, Christian (2000): La piedra de luz III. Paneb el Ardiente. Ed. Planeta. España, Barcelona.

ot, el escriba de los dioses. Egiptomanía. Barcelona: Planeta DeAgostini, 1997, volumen 3, pp. 664-665. - See more at: http://eltemplodeseshat.blogspot.com.es/#sthash.aqXAlK16.dpuf

4 comentarios:

  1. ¡Hola! Wow, muchísimas gracias por toda esta información, me encantó leer este post y saber más sobre las mujeres egipcias. ¡Saludos!
    PD: ¡Tienes una nueva seguidora!♥ Felices lecturas, xoxo. A

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por pasarte por el blog y por seguirme. Un saludo

      Eliminar
  2. Hola!!
    Me encanta la mitolgía egipcia y todo lo que tenga que ver con Egipto :D
    Un saludo
    Por aquí me quedo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Zaebe. Gracias por seguir el blog, un saludo.

      Eliminar

Hola, ¿Me dejas un comentario?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...