jueves, 7 de septiembre de 2017

Colaboración en Historiae blog: los levantamientos jacobitas

Buenas tardes, amigos del templo de Seshat. En este mes de septiembre he vuelto a colaborar con un artículo (en dos partes) para el blog Historiae. A continuación os dejo los enlaces de este y los demás que he ido escribiendo a lo largo de estos años, por si queréis releerlos. Espero que os gusten, comentad y compartid.


sábado, 1 de julio de 2017

Egiptología 2.0 nº 8 (julio 2017)

Muy buenas tardes, amigos. Hoy estrenamos mes y nueva revista de Egiptología 2.0
En este número 8 he escrito un artículo dedicado a los trabajos que desempeñaban las mujeres egipcias, tanto dentro como fuera de su hogar. Pero además, podéis leer otros interesantes artículos sobre el Libro de los muertos, el Egipto ptolemaico, la historia del juego del mehen, o una entrevista al egiptólogo Nacho Ares que, como sabréis si me seguís en Facebook o Twitter, recientemente presentó su nueva novela, la hija del sol.
Portada de Egiptología 2.0 nº 8
La mujer egipcia disfrutó de una libertad que pocas en la Antigüedad tuvieron. No obstante, su principal objetivo en la vida era casarse jóvenes y tener hijos; su lugar de trabajo fue fundamentalmente la casa, ya fuese una rica villa o una humilde casita urbana. De ahí, por ejemplo, la diferenciación de colores en las representaciones masculinas y femeninas: la mujer suele ser más pálida que el hombre, como señal de su menor exposición a los rayos del sol...
Si quieres seguir leyendo puedes descargarte la revista (totalmente gratuita) pinchando aquí.



sábado, 10 de junio de 2017

Crítica de "La momia" (2017)

Buenos días, amigos del templo de Seshat. Como os dije ayer en Facebook, anoche fui a ver la nueva versión de La momia, protagonizada por Tom Cruise, que se estrenó ayer.
La crítica contendrá spoilers, es decir, hablaré sobre partes de la trama, así que si aún no la habéis visto y no queréis descubrir nada antes de tiempo, mejor leedla después de ver la peli.
"Bienvenidos a un nuevo mundo de dioses y monstruos"
En primer lugar hay que aclarar que esta nueva versión de la momia no tiene ninguna relación con las películas protagonizadas por Brendan Fraser, sino que se trata de la primera parte de una serie de películas que pretenden recuperar a los monstruos míticos de la Universal (con un Frankenstein protagonizado por Javier Bardem, o el hombre invisible con Jhonny Deep), que han llamado Dark Universe. De ahí que el eslogan sea precisamente "Bienvenidos a un nuevo mundo de dioses y monstruos" y es este el principal fallo de esta nueva versión, como comentaré más abajo.
Ahmanet y el faraón
Como en la película de 1999, esta versión comienza explicándonos quién es la villana y por qué llegó a serlo. Claramente inspirada en la reina Hatshepsut, Ahmanet es nada menos que la hija mayor del faraón (cuyo nombre no se menciona) que está destinada a ser la heredera del trono ante la falta de un hijo varón; por ello es preparada para gobernar algún día. Sin embargo, el faraón sin nombre empieza a hacerle ojitos a una ¿concubina?/sirvienta de la princesa Ahmanet con eróticos resultados (como diría Homer Simpson) y de esta relación nacerá un hijo varón, que automáticamente quitará de la línea sucesoria a una muy cabreada Ahmanet. Y hasta ahí la similitud con Hatshepsut. 
Cegada por la rabia, la princesa no dudará en asesinar al rey, su nueva favorita y al hijo de ambos, tras hacer un pacto con Seth, que en la película es clasificado como dios de la muerte (¡Toma esa, Osiris! Te han quitado el puesto) mediante un ritual en el que deberá sacrificar a un pobre "Elegido". Pero es descubierta a tiempo y momificada en vida como castigo, al igual que le pasaba a Imhotep.
La daga de Seth, que es la clave para convertirse en todopoderosa, es desmontada y escondida, y Ahmanet es enterrada nada menos que en Mesopotamia (en Nínive, para ser más exactos) para alejarla de Egipto. Tomad regalito, mesopotámicos.
Pero miles de años después, durante la Segunda Cruzada, la daga es encontrada en Egipto por los caballeros cruzados y llevada a Inglaterra...
Actores de "Dark Universe"
Es ahora cuando se entiende por qué Ahmanet es enterrada en Mesopotamia/ Irak: para que Tom Cruise pueda hacer su aparición en medio de un revuelo de tiros y explosiones. Dos soldados americanos (Tom Cruise y su amigo) que se dedican, además de a combatir radicales islámicos, a "salvar" reliquias antiguas de la destrucción, en clara referencia a la destrucción del patrimonio histórico por el E.I., vendiéndolas en el mercado negro de antigüedades, descubren por accidente el enterramiento de la momia.
Sarcófago de Ahmanet 
Pero como son soldados y de historia tienen poca idea, aparece el personaje protagonista femenino: Jennifer, una especie de arqueóloga. Este personaje podría clasificarse como un comodín, ya que sirve únicamente para conectar la historia con la sociedad secreta Prodigium, de la que ahora hablaré, y para mantener a Tom Cruise en el bien. Poco que ver con el carismático y divertido personaje de Evelyn.
Y es que resulta que al liberar a Ahmanet de su prisión/tumba, esta escogerá  a Nick (Tom Cruise) como su nuevo elegido para obtener los poderes del mal/Seth.
En ocasiones veo princesas egipcias malvadas...
Tras un accidentado viaje en avión hasta Inglaterra, Ahmanet volverá a recuperar su fuerza de la misma manera que Imhotep, chupando la vida a pobres incautos. Su objetivo será recuperar la daga escondida por los cruzados y clavársela a su elegido para convertirse en dioses. 
Mediante una serie de visiones con la sugerente princesa, Nick irá comprendiendo que han despertado algo malvado, pero tentador. Pero como también tiene un rollito con la arqueóloga rubia, intentará controlar la llamada de Ahmanet hacia el lado oscuro. 
No obstante, la química entre Cruise y la arqueóloga es, en mi opinión, más bien escasa (al contrario de lo que pasaba con Brendan Fraser y Rachel Weisz), por lo que casi desee que se dejara seducir por el mal y mandara a la rubia y a los de Prodigium a la porra.
¿Qué es Prodigium? Nada menos que una sociedad secreta dirigida por ¡El doctor Jeckyll! (Russell Crowe), encargada de combatir el mal en todas sus formas. Y es aquí cuando la película, que en general mantiene un ritmo constante y no me llegó a aburrir en ningún momento, flaquea un poco. 
La momia es apresada por Prodigium para mantenerla controlada un rato y así poder explicarnos quiénes son y presentarnos al personaje de Russell Crowe. Sería impensable que al poderoso Imhotep le mantuvieran encadenado, pues eso le quitaría impacto al personaje. 
De manera que me dio la sensación de que a partir de la segunda mitad de la película la historia de la momia pasa a un segundo plano (de hecho, es encadenada y controlada un buen rato) para hacernos la presentación de Prodigium, que enlazará las futuras películas de la saga.
El doctor Jeckyll y Mr. Crowe
Finalmente, Ahmanet conseguirá liberarse antes de que el doctor Jeckyll se deshaga de su elegido, es decir, de Nick, pues este representa una amenaza que debe ser eliminada por el bien mayor. Por lo que a partir de ahora, Nick y Jennifer tendrán que defenderse no solo de la momia, sino también de Jeckyll y sus hombres. Y aquí hay una escena que tiene un pequeño guiño a la momia de 1999, fijáos bien...
Una pista...
La liberación de Ahmanet, que para esta parte de la película ya ha recuperado todos sus poderes, tendrá funestas consecuencias para la ciudad de Londres, pues no solo desencadena una inmensa tormenta de arena sobre la urbe, sino que resucita a todo un cementerio de caballeros cruzados...que eran algo así como los guardianes de la última pieza de la daga: un pedrolo rojo que ya lo hubiera querido Elizabeth Taylor en su colección de joyas...
Ahmanet con la daga de Seth, que parece el cuchillo oxidado de un carnicero...
A pesar de que hace un rato la habían conseguido mantener a raya, ahora Ahmanet se carga a los hombres de Prodigium con un pestañeo, por lo que pronto se queda a solas con su "elegido" (en egipcio Setepai o algo asín, supuestamente), previo asesinato por ahogamiento de la rubia.
Aunque lleve muerta entre 3000 y 5000 años (los protas nunca se ponen de acuerdo) Ahmanet aún está de buen ver (es lo que tiene ir absorbiendo energías vitales), así que Nick se verá muy tentado por ponerse de su lado...pero entonces recuerda que la rubia una vez le dijo que en su interior hay un hombre bueno, aunque vaya vendiendo el patrimonio histórico iraquí para ganar dinero.
De manera que se ensarta él mismo en la daga de Seth cual pincho moruno para adquirir el poder sobre la vida y la muerte como le había prometido Ahmanet; y como debe preferir a las rubias, le chupa la vida a la vengativa princesa hasta dejarla literalmente seca para después resucitar a Jennifer. Así que si algún día despertáis por error a una momia ya sabéis la solución: Que Tom Cruise le dé un buen beso...
Las consecuencias de besarse con Tom Cruise
Pero esto es el comienzo de una saga de películas, y Tom Cruise un actor muy famoso, así que está claro que tenían que seguir sacándole jugo, de manera que su personaje queda maldito de alguna manera que no se llega a revelar, pero que seguro que se aprovecha para las próximas pelis.
Nick y su colega rumbo al horizonte.
No me ha gustado:
La ambientación en el Londres actual, pues le quita parte del encanto que tienen las otras de la momia que sí están ambientadas en Egipto.
El hecho de que en ocasiones parezca más una presentación de la franquicia de Dark Universe, pues esto va en detrimento de la trama sobre la momia.
La banda sonora, que no emociona como las de la saga de Brendan Fraser.
La falta de química entre los actores protagonistas

Me ha gustado:
Que tiene un ritmo constante, es decir, no se me ha hecho lenta ni aburrida. Las escenas de acción e, incluso, de terror te mantienen atento hasta el final.
Tiene una villana carismática que sí tiene química con el protagonista. Además, me ha gustado la novedad de que la momia en este caso sea una mujer.
Cierta fidelidad histórica al estar basada en parte en la historia de la reina Hatshepsut. El vestuario y decorados no son horteras como en otras películas (Ahmanet viste con lino blanco, aleluya).

En resumen, es una peli entretenida que no me ha aburrido, y eso ya es mucho hoy día. No supera a las de 1999 y 2001 (sí al horror de la momia china) pero en un futuro la volveré a ver seguramente, sobre todo por Ahmanet. 
¡Venid a verme, setepais!

jueves, 25 de mayo de 2017

Videoclips "egiptomaníacos" (Día del orgullo friki)

Buenas tardes, amigos del Templo de Seshat. Hoy 25 de mayo es el Día del orgullo friki, es decir, de todos aquellos apasionados/obsesionados con algo en concreto, especialmente libros, series o películas. Como los egiptomaníacos somos los frikis del antiguo Egipto (¿Quién de nosotros no colecciona libros, películas, o incluso tatuajes o figuras, etc.?) hoy os traigo una serie de videoclips donde podemos ver una temática egipcia, ya sea en la letra o en la ambientación.
Recordad también que he dedicado otras entradas relacionadas con la "egiptomanía" y que podéis releer pinchando aquí:
Egipcios fiesteros
The Bangles - Walk like an egyptian

Todas las antiguas pinturas en las tumbas hacen la danza de la arena ¿No lo sabes? Si se mueven muy rápido (oh wey oh) se caerán como un dominó...Caminando como un egipcio. Un clásico.

E-Type - Princess of Egypt
Tú eres la princesa de Egipto y yo soy sólo un hombre...De un cantante muy famoso en su casa, a la hora de comer. 

Katy Perry - Dark horse


Elton John - Don't go breaking my heart

Entre las parejas famosas de todos los tiempos que aparecen en este divertido videoclip tenemos a los míticos Antonio y Cleopatra. 

Tierra Santa - La reina de Egipto

Bajo las arenas del desierto vive el recuerdo de una mujer, hizo de su tierra su destino, fue reina de Egipto y le dio su poder. Alguna pista más para saber qué reina es: Cuentan que la magia de su rostro robaba a los hombres su fe y su razón. ¿Nada? Sigamos: Pagó con su vida su noble ambición. Con el veneno de una cobra murió sacrificándose...

Michael Jackson - Remember the time
 
Un Michael Jackson que se pregunta si aún recuerdas cuando nos enamoramos, en la corte de Nefertiti y Akhenatón, interpretado éste por un Eddie Murphy más parecido a Rahotep que al rey hereje (ese bigotillo...)

Yuri - Presa
El videoclip más hortera con diferencia, y ya es decir. Si os fijáis, los cutre disfraces de los hombres son los mismos que aparecen en esta entrada ja, ja.

Ven a mí, bailemos lento. Esta noche soy yo la que tiene tu corazón. La letra nada tiene que ver con el antiguo Egipto, así que han ambientado el vídeo con una temática cutre-egipcia porque...bueno, no lo sé.

La ¿Famosa? cantante embutida en papel de Albal, cual bocadillo de mortadela
Live - Forever may not be long enough

Y para terminar, el videoclip de la canción de "El regreso de la momia". Para siempre puede no ser suficiente para nuestro amor...Ay.

Esto es todo, amigos. Espero que os haya gustado, comentad si sabéis de algún videoclip más con temática egiptomaníaca. Hasta pronto.



jueves, 18 de mayo de 2017

Ramsés II, el Hijo del Sol (I parte)

El origen de la dinastía ramésida
Tras los gloriosos reinados de faraones como Tutmosis III o Amenhotep III, Egipto vivió una época turbulenta a causa de la llamada herejía de Amarna, durante la cual el faraón Akhenatón intentó imponer el culto de Atón, descuidando la política interior y exterior. Esto tuvo como consecuencia que Egipto perdiera parte de sus territorios en Asia a manos de una nueva potencia, los hititas, a finales de la XVIII dinastía.
Será el faraón Horemheb quien retomará el imperialismo propio del Reino Nuevo, que continuarán sus sucesores, para recuperar lo perdido bajo el gobierno del pacifista Akhenatón, más preocupado en rendir culto a su dios desde su nueva capital, que por frenar el avance hitita. 
Aunque Horemheb comenzó la damnatio memoriae contra sus antecesores (Akhenatón, Esmenkhare, Tutankhamón y Ay, a los cuales había servido como general), probablemente tuvo que casarse con una medio hermana de la reina hereje Nefertiti, Mut Neyemet, para legitimar su ascenso al trono, ya que él no era de sangre real. Aunque la pareja real pudo tener hijas, lo cierto es que no tuvieron hijos varones, o no vivieron lo suficiente como para heredar el trono a la muerte de Horemheb. Esto llevó al rey a tomar la decisión de adoptar un sucesor, al que eligió precisamente entre la casta militar a la que él mismo había pertenecido: Pa Ramessu, su ya anciano visir. Entre los títulos de este importante personaje encontramos Jefe de los arqueros, intendente de la caballería, jefe del sello, mensajero real en el extranjero, escriba real, líder de los sacerdotes de todos los dioses o comandante del ejército del faraón.
Estatuas de Pa Ramessu como escriba, encontradas en Karnak. Fuente: Ramsés II, la verdadera historia.
Estos rimbombantes títulos probablemente le fueran concedidos por Horemheb para encumbrarle a lo más alto del gobierno, una vez que fue consciente de que no tendría un sucesor de su propia sangre.
A pesar de ser ya un anciano, Pa Ramessu contaba con algo muy importante: un hijo (el futuro Seti I) y un nieto de pocos años, el joven Ramsés, que parecían garantizar una sucesión sin problemas en el futuro.
Así, a la muerte de Horemheb en 1295 a.C., Pa Ramessu adoptó el nombre de Ramsés (I) al ascender al trono, fundando la XIX dinastía de la cronología de Manetón. Los ramésidas habían llegado al poder.
Esta familia de militares parece proceder del norte de Egipto, probablemente de la antigua capital hyksa, Avaris, donde se rindió culto a Seth durante el gobierno de estos faraones extranjeros, lo que explicaría la vinculación de los ramésidas con dicho dios; de hecho, Seti significa El de Seth.
En esta estela conservada en el Oriental Institute de Chicago se representó a varios miembros de la familia: 
Swty, que tiene el título de Jefe de tropa del Señor de las Dos Tierras, es decir, pertenece al estamento militar.
Khaemwaset, Su querido hermano (de Swty). Precisamente uno de los hijos de Ramsés II llevará este mismo nombre.
El propio Ramsés I también aparece a la derecha de su padre.
Por tanto, la tradición militar venía al menos desde el bisabuelo de Ramsés II, mientras que su hermano, Khaemwaset, llevó el título de Porta abanico en tiempos del rey Tutankhamón y Segundo de a bordo del virrey de Kush, Huy, con cuya hermana se había casado.
En resumen, el joven Ramsés procedía de una familia de gran influencia ya desde tiempos del rey niño Tutankhamón.
Árbol genealógico de los ramésidas
Ramsés, príncipe de Egipto
Tras un reinado de apenas dos años, el anciano Ramsés I falleció. Su hijo Seti, ya en la treintena, fue el elegido para sucederle, tal y como se esperaba. En el momento de ascender al trono, el nuevo faraón ya estaba casado con una dama llamada Tuya, o Mut Tuya, hija de un lugarteniente de carros de nombre Raia, y de una sacerdotisa de Amón, Ruia. Tuya es la madre del pequeño príncipe Ramsés, aunque el hecho de que no recibiera el título de Gran Esposa Real (reina) hasta el reinado de su hijo parece indicar que Seti I debió casarse con otra mujer para que desempeñara el papel de reina. Probablemente fuese una hija del propio Horemheb, quizás la misteriosa Tanedyemi, cuya tumba (QV 33) fue hallada en el Valle de las Reinas, y cuyos títulos la declaran hija y esposa de reyes.
Tanedyemi en su tumba del Valle de las Reinas
Durante su reinado, Seti I llevó a cabo una labor constructora en ciudades como Abydos, que era la ciudad sagrada de Osiris, en la sala hipóstila de Karnak en  Tebas e, incluso, en la capital de los hyksos, Avaris, donde restauró el templo de Seth; como ya hemos visto, es muy probable que su familia tuviese su origen allí.
Seti planteó su reinado como un renacimiento, intentando emular al gran faraón guerrero Tutmosis III, bajo cuyo reinado el imperio egipcio tuvo su máxima expansión. 
Es en este ambiente optimista por el renacer y el afán de recuperar la vieja gloria de Egipto en el que fue criado el joven príncipe Ramsés, que tuvo como preceptor a un hombre llamado Tiia, casado con su hermana y probablemente relacionado con Horemheb, como se deduce por la cercanía de la tumba de este matrimonio a la tumba en Saqqara de Horemheb. 
Tuya, seguida de su yerno Tiia, preceptor de Ramsés, y su hija Tia.
Seti I quiso que su hijo le acompañara desde la infancia en las campañas militares, como la que organizó en el primer año de reinado contra Asia, con el objetivo de recuperar el control de la zona y volver a recaudar de sus antiguos vasallos los impuestos destinados a los templos de los dioses. Con solo trece años Ramsés vio cómo el ejército del faraón se enfrentaba a los hititas en la batalla de Qadesh (que no debe confundirse con la protagonizada por Ramsés en su quinto año de reinado) por el control de la provincia siria de Amurru; sin embargo, los hititas no tardaron en volver a recuperarla, por lo que tendría lugar la otra famosa batalla de tiempos de Ramsés II.
Un año antes, el joven príncipe también acompañó al faraón en la campaña contra los libios, en el oeste.
Por tanto, no es de extrañar que a la tierna edad de diez años el príncipe recibiera de su padre el título honorífico de Comandante en jefe del ejército. Y tan solo cinco años después, Seti I consideró a su hijo lo suficientemente preparado como para nombrarle corregente, asociándolo a las tareas de gobierno y reafirmando su voluntad de que le sucediera a su muerte. 
Ramsés niño. Museo del Louvre. Fuente: Pinterest de Cepoat-Egipto
Cuando mi padre aparecía entre la multitud mientras yo no era más que un niño en sus brazos, decía a propósito de mi persona: ¡Haz de él un rey, que lo vea mientras esté con vida! 
Gran inscripción dedicatoria de Abydos

Egiptólogos como J.H. Breasted, sin embargo, son partidarios de la teoría sobre la existencia de un hermano mayor que Ramsés, muerto prematuramente. Esto explicaría supuestamente la insistencia de Ramsés en remarcar que fue preparado para reinar desde su nacimiento.
En un relieve del muro exterior de la sala hipóstila de Karnak donde se representó la lucha contra los libios de Seti I, algunos creen ver la figura borrada de este supuesto hijo, para esculpir encima al nuevo heredero. El nombre parece ser Mehy, pero quizás se tratase simplemente de un funcionario y no de un misterioso hermano mayor.
Sea como fuere, a los quince años Ramsés II recibió las coronas y fue mencionado desde entonces en las inscripciones con el nombre de coronación Usermaatre.

Al ser nombrado corregente, Ramsés recibió su propio harén, o Casa Jeneret, y contrajo matrimonio con dos damas de orígenes aún desconocidos, Nefertari e Isis Nofret, cuando aún eran adolescentes.
Desde ahora, el futuro rey se rodeó de un selecto grupo de amigos, algunos desde la infancia, para sus labores como corregente: Amenemipet, mensajero real a todos los países extranjeros; Ashahebsed, de origen extranjero y que sería el supervisor de las obras en Abu Simbel; Paser, que llegaría a visir durante el reinado de Ramsés, o Setaú, virrey de Nubia.
Entre las labores que el faraón Seti confió a su hijo durante los años de corregencia estuvieron las campañas para reprimir las revueltas de los sashu en Oriente Próximo y de los nubios en  la tercera catarata, o la supervisión de las obras arquitectónicas. Fue entonces cuando el príncipe entró en contacto con los artesanos del poblado de Deir el-Medina, que construían y decoraban las tumbas de los reyes y reinas. 
Bajo la dirección de Senedjem (famoso por las bellas pinturas de su tumba), estos artesanos excavaron y decoraron las sepulturas de Seti y Tuya; fue su hijo Ramsés el encargado de supervisar las escenas representadas en sus tumbas, que les servirían de guía para la otra vida. 
KV 17, tumba de Seti I. Fuente: El Mundo
Durante la corregencia, la familia de Ramsés, de apenas veinte años, fue aumentando con el nacimiento de sus primeros hijos, tanto de Nefertari (Amonherkhepsef, el primogénito y heredero, y  la princesa Meritamón), como de Isis Nofret (Bentanat, Ramsés y  el famoso Khaemwaset). 
Orgulloso de sus vástagos, el joven príncipe se hizo representar con ellos en el templo nubio de Beit el Wali, como años más tarde haría en Abu Simbel.
Pero durante el verano del año catorce o quince de reinado, el faraón Seti I pasó al reino de Osiris cuando aún no había alcanzado los cincuenta años. Ramsés comenzaba entonces su largo y próspero reinado de 66 años...
Ramsés II, acompañado de sus hijos Ramsés y Amonherkepsef (de 4 y 5 años, derecha) en Beit el Wali
Bibliografía:
-MENU, BERNADETTE (1998): Ramsés II. Ed. Ediciones B. España, Barcelona.
-DESROCHES NOBLECOURT, C. (1998): Ramsés II, la verdadera historia. Ed. Ediciones Destino. España, Barcelona.


sábado, 1 de abril de 2017

Nº 7 Egiptología 2.0 (abril 2017)

Buenas tardes, amigos del templo de Seshat. El mes de abril nos trae un nuevo número de la revista online y gratuita Egiptología 2.0. Para este número he escrito un artículo en el que hablo sobre el papel político y religioso de las Grandes Esposas Reales, las reinas del antiguo Egipto.
Ramsés y Nefertari inaugurando Abu Simbel. 
Además, también podréis leer otros interesantes artículos sobre la música egipcia, el origen de Kemet, el templo del faraón Seti I, o los animales sagrados.
¿Os animáis? Recordad que es totalmente gratuita.
Pincha AQUÍ para descargar nº 7
Las reinas de la Tierra Negra 
"Desde la unificación de Egipto, hasta que Cleopatra VII se quitó la vida con la supuesta mordedura de un áspid, los todopoderosos faraones estuvieron acompañados en el trono por las Grandes Esposas Reales.Estas damas, en su mayoría nacidas en el propio Egipto, eran de origen noble e, incluso, real. Y aunque el cuento de la Cenicienta nació ya en el antiguo Egipto, la realidad distaba mucho de ser tan romántica y fantástica. Como en cualquier monarquía hereditaria a lo largo de la Historia, el matrimonio de los reyes y reinas del país del Nilo no estaba motivado por el amor, sino por la necesidad de engendrar un heredero legítimo. No obstante, la de ser madres no era la única función que desempeñaban las reinas egipcias"...


viernes, 3 de febrero de 2017

Crítica de cine egiptomaníaco: "La pirámide" (2014)

Buenos días, amigos del Templo de Seshat. Ayer, aprovechando que tenía la tarde libre, volví a ver la película "La pirámide" con la idea de escribir esta crítica/comentario para vosotros. Aunque advierto que tendrá spoilers.
"Solo entras una vez"...Y seguramente solo la veas una vez...
Sinopsis:
La doctora Nora Holden y su padre Miles están a punto de hacer el descubrimiento más importante de sus carreras, una pirámide egipcia que lleva 5000 años enterrada. Pero lo que van a encontrar en el interior de la pirámide les llevará al límite.
Personajes:
  • El arqueólogo Miles Holder
  • Su hija, Nora.
  • La reportera, Sunni
  • El cámara bobalicón
  • Michael, el noviete de la arqueóloga.
  • Capitán Mala Leche, no recuerdo su nombre

Los "protas", camino a la tragedia piramidal
La pirámide es un nombre muy original para una película ambientada en Egipto. O eso pensaron los creadores de esta historia de hora y media de duración.
Todo comienza en un caluroso mes de agosto de 2013 en El Cairo. Columnas de humo negro eclipsan las pirámides de Gizah.  Pinta mal la cosa.
Mientras tanto, un equipo de arqueólogos (formado por un padre y su repelente hija) ha descubierto una pirámide en el desierto. Pero, ¿Cómo es posible descubrir una pirámide? ¿No estaba a la vista? Pues no, estaba completamente enterrada en la arena. 
A pesar de que en Egipto parece que cada día está a punto de armarse un buen lío después de la revolución de 2011, con señores egipcios muy enfadados que rompen las lunas de los taxis, un equipo de documentalistas ha ido a grabar el hallazgo. Para ello, se trasladan al supuesto yacimiento en el desierto egipcio donde una pirámide de cartón piedra está siendo desenterrada con ¿Picos? Por otros señores egipcios con menos mala leche.
La reportera nos informa de que estamos nada menos que a 400 km al sur de El Cairo. Ahí es nada. Sí que se fue lejos este faraón a construir su pirámide. Y para ser más chulo que nadie, la construye sólo de 3 caras, no de 4. Y es que resulta que el faraón que la mandó construir no es otro que el polémico y peculiar Akhenatón (¡!)
De los creadores de “Seti I fue enterrado en Abu Simbel” llega: Akhenatón construyó una pirámide en pleno Reino Nuevo (y de tres caras). 
No obstante, parece que la hija no está de acuerdo con su padre. La pirámide no puede ser de Akhenatón. Pero no porque en esa época los reyes ya no se enterraran en pirámides, sino porque el hecho de estar totalmente enterrada demuestra que tiene chorricientos mil años.
Entonces llega el gran día: encuentran la que parece la entrada a la pirámide. Pero como anticipo de todos los peligros que vendrán después, al retirar las rocas para entrar sale expulsado un gas/líquido/cosa rara verde igualito que en cierta escena de "La Momia", que le cae en toda la jeta a uno de los obreros egipcio. Y claro, empiezan los rumores de que la pirámide está maldita. 
Pero ¡Oh, maldición! El Gobierno egipcio les ordena abandonar el yacimiento en 24 horas, debido al caos que existe en El Cairo entre los militares y los manifestantes. Aunque recordemos que están en un maldito desierto a 400 km de distancia…Pero de todas maneras mandan a un militar con mala leche para supervisar que se vayan.
A tomar por c*lo a vuestras casas

En un intento desesperado por recabar información de la recién descubierta pirámide, deciden enviar a Shortie, un pequeño robot teledirigido, como aquellos que metió Zahi Hawass en los conductos de ventilación de la Gran pirámide para un documental del National Geographic.
¿Aspergilosis, o posesión demoníaca?
El robotito se encontrará con simpáticos animalitos, que veremos más adelante, y estos mandan a Shortie a la m*erda. Y entonces, los protagonistas toman la inteligente decisión de entrar todos a buscar al robot.  1º error. Y para no perderse usarán una especie de hilo de Ariadna, que en realidad es hilo de ese transparente como el que usábamos de pequeñas para hacer pulseritas. 2º error (obvio)
Andan, andan. Oscuridad. Polvo. Oh y encuentran una sala llena de lanzas y armas, supuestamente para la otra vida, pero gracias al spray para detectar manchas de  sangre cual CSI que lleva la chiquilla (y que debe haber comprado en el Mercadona más cercano, no sé) descubren que fueron usadas y que no eran solo armas rituales. 1º aviso.
CSI Egipto
Entonces descubren que el cable de alta resistencia (jajajajajaja) se ha roto. Pero eso es imposible. Es un cable de alta resistencia. 2º aviso para salir por patas.
Y claro, se pierden. Pisan donde no deben, tocan lo que no tienen que tocar…Se cae el suelo y se pegan el h*stión del siglo. Pero lo peor está por llegar: Al noviete de la chiquilla le cae un pedrolo en la pierna, la reportera se encuentra a uno de los “simpáticos animalillos” que pululan por la pirámide y se lleva un susto de muerte, la reportera se pone histérica, algo se lleva al noviete herido y lo deja todo perdido de sangre, etc. Lo típico cuando entras en una pirámide inviolada.
Por suerte aparece el militar mala leche para salvarlos justo cuando los simpáticos gatetes iban a darles la “bienvenida”. Pero solo llevamos 45 minutos de peli y la cosa no podía terminar tan rápido, así que el papel del soldado llega a su fin, previo desmembramiento.
Un lindo gatito

Deben de nuevo buscar la salida solitos, pero como son un poco torpes vuelven a tocar donde no deben y a activar ingeniosas trampas pensadas para hacérselas pasar canutas. Aunque consiguen librarse, por el momento. No tiene tanta suerte la reportera histérica, que aparte de ser arañada por un gato sarnoso, termina empalada cual víctima de Vlad Tepes por culpa de un resbalón tonto…Pero no muere, y sus compañeros de aventuras acuden a rescatarla, teniendo lugar la escena más asquerosa e innecesaria de la película, pues no solo empieza a ser comida por los gatos sarnosos, sino que sus “rescatadores” son incluso peores al intentar “desempalarla”…Para arriba, para abajo, no es buena idea, vuelve a dejarla, que se le claven los pinchos…Lógicamente termina palmándola y sus inútiles rescatadores deciden proseguir la búsqueda de una salida. 
Andan, andan. Más polvo, más olor a caca de gato (tal cual)…Entonces se encuentran con el cadáver medio momificado del primo de Indiana Jones, por lo que descubren que no son los primeros en entrar a la pirámide…Mala pinta.
El primo de Indiana Jones, Paco
Y entonces ¡PUM! Hace su aparición estelar el gran Anubis, que literalmente le roba el corazón al arqueólogo para pesarlo en la balanza, como en el Juicio deOsiris. Y es que según lee la chiquilla en un sarcófago (¿?) Anubis fue encerrado en esta pirámide por los propios egipcios (¿?). Normal que se le ponga mala leche y vaya arrancando corazones, ¿Qué manera es esa de tratar a un dios?
Los años no te han tratado bien, Anubis
Finalmente, cuando la chiquilla, que a estas alturas de la peli es la única superviviente, está a punto de ser asesinada por el furibundo dios, es salvada por alguien inesperado: los gatos sarnosos, que se lanzan contra Anubis. Por lo visto la enemistad entre perros y gatos viene de antiguo...

Lo mejor: La pirámide de Akhenatón.
Lo peor: Ah, no, que no era de Akhenatón. Anubis y los gatos sarnosos.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...